[code][/code] { "@context": "http://schema.org", "@type": "Article", "mainEntityOfPage": { "@type": "WebPage", "@id": "https://psicologojmem.es/anorgasmia-femenina/" }, "headline": "Anorgasmia Femenina: Entendiendo la Falta de Orgasmo y Cómo Abordarla", "image": "https://psicologojmem.es/wp-content/uploads/2023/08/dream_TradingCard-31-627x1024.jpg", "author": { "@type": "Person", "name": "Juan Miguel Enamorado Macías" }, "publisher": { "@type": "Organization", "name": "PSICOLOGO MALAGA. JUAN MIGUEL ENAMORADO MACIAS", "logo": { "@type": "ImageObject", "url": "https://psicologojmem.es/wp-content/uploads/2019/02/mejor-psicologo-en-malaga-jmem.jpg" } }, "datePublished": "2023-08-27T13:26:37+02:00", "dateModified": "2023-08-27T13:26:37+02:00", "description": "La anorgasmia femenina es un tema que, aunque a veces poco tratado, afecta a muchas mujeres en diferentes etapas de su vida. Este artículo proporciona información tanto para quienes buscan entender mejor este fenómeno como para quienes están considerando la ayuda de un sexólogo." }

Anorgasmia Femenina: Entendiendo la Falta de Orgasmo y Cómo Abordarla

Introducción

La anorgasmia femenina es un tema que, aunque a veces poco tratado, afecta a muchas mujeres en diferentes etapas de su vida. Es un problema más común de lo que se podría pensar. Según un estudio realizado por Laumann et al., titulado “Sexual Dysfunction in the United States” y publicado en 1999 en la revista JAMA, aproximadamente el 24% de las mujeres en los Estados Unidos experimentan dificultades con el orgasmo durante un período de 12 meses (Laumann, E. O., Paik, A., & Rosen, R. C. (1999). Sexual dysfunction in the United States: prevalence and predictors). Además, el “Global Study of Sexual Attitudes and Behaviors” encontró que entre el 12-15% de las mujeres a nivel mundial informan tener dificultades para alcanzar el orgasmo

Este artículo tiene como objetivo proporcionar información  tanto para quienes buscan entender mejor este fenómeno como para quienes están considerando la ayuda de un sexólogo.

Anorgasmia Femenina

¿Qué es el Orgasmo?

El orgasmo es un fenómeno complejo que ha sido estudiado y definido de diversas maneras por expertos en el campo de la sexualidad. Según Masters y Johnson, en su obra “Human Sexual Response” (1966), el orgasmo femenino es “una descarga refleja de la tensión sexual” y representa la fase culminante del ciclo de respuesta sexual humano. Esta definición pone un fuerte énfasis en los aspectos fisiológicos del orgasmo.

Por otro lado, Shere Hite, en “The Hite Report” (1976), describe el orgasmo femenino como una experiencia intensamente placentera que puede o no incluir contracciones vaginales. Hite destaca la diversidad de experiencias orgasmáticas que las mujeres pueden tener, lo que añade una dimensión más subjetiva al concepto.

Rosemary Basson ofrece una perspectiva aún más matizada. En su modelo de respuesta sexual femenina, Basson sugiere que el orgasmo femenino no es necesariamente el objetivo o el pico de la experiencia sexual para todas las mujeres. Según Basson, el orgasmo es uno de los muchos posibles resultados de una experiencia sexual satisfactoria.

Estas definiciones muestran que el orgasmo femenino es un concepto multifacético que puede variar considerablemente de una mujer a otra y de una experiencia a otra. Además, el orgasmo femenino ha sido interpretado de diversas maneras a lo largo de la historia y en diferentes culturas, lo que añade otra capa de complejidad a su entendimiento. Mientras que en algunas culturas antiguas se le daba un lugar sagrado, en otras épocas y lugares se ha malentendido o incluso estigmatizado.

Función del Orgasmo

El orgasmo femenino tiene múltiples funciones que se pueden entender tanto desde una perspectiva médica como psicológica. Médicamente, el orgasmo se asocia con la liberación de endorfinas, hormonas que actúan como analgésicos naturales y mejoran el estado de ánimo. Estas endorfinas también pueden contribuir a la relajación y al bienestar general (O’Connell, H. E., Sanjeevan, K. V., & Hutson, J. M. (2005). Anatomy of the clitoris).

Desde una perspectiva psicológica, el orgasmo también tiene funciones importantes. Puede actuar como un mecanismo de liberación del estrés y fortalecer el vínculo emocional entre las parejas. Algunos estudios sugieren que el orgasmo puede tener un efecto positivo en la autoestima y en la percepción de la intimidad en una relación (Zilbergeld, B. (1999). The New Male Sexuality).

Además, en el contexto de una relación, el orgasmo puede servir como un medio para fortalecer el vínculo emocional entre las parejas, lo que a su vez puede tener beneficios psicológicos a largo plazo (Fisher, H. E., Aron, A., & Brown, L. L. (2006). Romantic love: a mammalian brain system for mate choice).

Estas funciones del orgasmo femenino muestran que no es simplemente un fenómeno físico, sino que también tiene importantes implicaciones psicológicas y emocionales que pueden afectar el bienestar general de una mujer.

Tipos de Anorgasmia

 

Anorgasmia femenina-3

La anorgasmia es un problema complejo que puede manifestarse de diferentes maneras. A continuación, se describen tres tipos comunes de anorgasmia femenina:

  1. Anorgasmia Primaria: Este tipo de anorgasmia se refiere a la incapacidad de una mujer para alcanzar el orgasmo bajo cualquier circunstancia, incluso cuando está física y emocionalmente estimulada. Las mujeres con anorgasmia primaria nunca han experimentado un orgasmo en su vida.
  2. Anorgasmia Secundaria: A diferencia de la anorgasmia primaria, las mujeres con anorgasmia secundaria han experimentado orgasmos en el pasado pero enfrentan dificultades para alcanzarlo en la actualidad. Esto puede deberse a factores como cambios hormonales, medicamentos o problemas emocionales.
  3. Anorgasmia Situacional: Este tipo de anorgasmia se caracteriza por la incapacidad para alcanzar el orgasmo solo en ciertas situaciones, posiciones o con ciertas parejas. En otros contextos, la mujer puede ser capaz de alcanzar el orgasmo sin problemas.

 

Estos tipos de anorgasmia pueden tener diferentes causas y tratamientos, lo que hace crucial un diagnóstico preciso para un tratamiento efectivo (Laumann, E. O., Paik, A., & Rosen, R. C. (1999). Sexual dysfunction in the United States: prevalence and predictors).

¿Cómo Saber si se ha Tenido un Orgasmo?

Para muchas mujeres, el orgasmo es una experiencia intensa de liberación y placer que es difícil de ignorar. Sin embargo, algunas mujeres pueden no estar seguras de si han experimentado un orgasmo. Los signos físicos, como la contracción de los músculos pélvicos, pueden ser indicativos (Whipple, B., & Komisaruk, B. R. (1985). Elevation of pain threshold by vaginal stimulation in women).

Determinar si se ha experimentado un orgasmo puede ser un tema de confusión para algunas mujeres, especialmente si no están familiarizadas con las sensaciones asociadas. Sin embargo, hay ciertos indicadores que pueden ayudar a reconocer un orgasmo. Estos incluyen un aumento de la excitación, una acumulación de tensión muscular, una oleada de placer abrumador y un estado posterior de relajación y bienestar mucho más intenso que con otras actividades o momentos.

Aunque las descripciones de estas sensaciones pueden variar de una persona a otra, como ya se mencionó anteriormente, la realidad es que cuando una mujer alcanza el orgasmo, la necesidad de ponerle un nombre o definirlo se desvanece. La experiencia orgásmica se convierte en algo tan distintivo que, simplemente, no deja lugar a dudas.

Psicología y Orgasmo Femenino

La psicología tiene un papel crucial en la experiencia del orgasmo femenino, y su ausencia puede tener implicaciones significativas en la salud mental y emocional de una mujer. Un estudio reciente de Prause et al. (2015) sugiere que la incapacidad para alcanzar el orgasmo puede estar relacionada con niveles más altos de ansiedad y depresión. Además, la falta de orgasmo puede afectar negativamente la autoestima y la calidad de las relaciones íntimas (Stephanie Both, Walter Everaerd, Ellen Laan, “Desire emerges from excitement: A psychophysiological perspective on sexual motivation,” The Journal of Sexual Medicine, 2007).

Un estudio de Meston y Buss (2007) sugiere que la distracción mental durante el acto sexual puede ser una barrera significativa para alcanzar el orgasmo.

La anticipación y la excitación psicológica también juegan un papel importante. Según un estudio de Janssen et al. (2000), la anticipación del placer sexual puede facilitar la respuesta orgasmática al aumentar la liberación de neurotransmisores como la dopamina, que está vinculada a la recompensa y el placer.

Por último, la interpretación emocional de las sensaciones sexuales puede influir en la experiencia del orgasmo. Un estudio de Mah and Binik (2001) sugiere que la forma en que una mujer interpreta las sensaciones sexuales puede afectar su capacidad para alcanzar el orgasmo. Por ejemplo, si una mujer asocia las sensaciones sexuales con emociones negativas debido a experiencias pasadas, esto podría inhibir su respuesta orgasmática.

Terapia Cognitivo-Conductual y Anorgasmia

Cuando la anorgasmia femenina no tiene causas orgánicas o fisiológicas, la terapia psicológica se convierte en una opción de tratamiento crucial. Entre las diferentes modalidades de terapia psicológica, la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) ha demostrado ser particularmente efectiva. (Leer más sobre anorgasmia en www.psicodifusion.com

Bases de la Terapia Cognitivo Conductual en el Tratamiento de la Anorgasmia

La TCC se basa en la idea de que los pensamientos, sentimientos y comportamientos están interconectados, y que cambiar uno de estos elementos puede influir en los demás. En el contexto de la anorgasmia, la TCC se centra en identificar y modificar pensamientos y creencias negativas sobre la sexualidad, así como en enseñar habilidades específicas para mejorar la respuesta sexual. Esto puede incluir técnicas de relajación, ejercicios de sensate focus y educación sexual.

Efectividad de la Terapia Cognitivo Conductual en el Tratamiento de la Anorgasmia

Varios estudios han demostrado la efectividad de la TCC en el tratamiento de la anorgasmia. Un estudio de Heiman y Meston (1997), titulado “Empirically Validated Treatment for Sexual Dysfunction,” encontró que la TCC tenía una tasa de éxito del 70-80% en el tratamiento de la anorgasmia cuando no había causas orgánicas. Otro estudio de terapia sexual cognitivo-conductual para mujeres con anorgasmia, publicado en el “Journal of Consulting and Clinical Psychology” (Meston, C. M., & Gorzalka, B. B. (1996)), también respaldó la efectividad de la TCC en mejorar la función sexual y la satisfacción en mujeres con anorgasmia.

Estos estudios subrayan la importancia de un diagnóstico preciso para determinar si la anorgasmia tiene causas orgánicas o psicológicas, ya que la TCC ha demostrado ser altamente efectiva cuando la causa es psicológica.

La Importancia de Conocer el Propio Cuerpo y la Masturbación Femenina

Conocer el propio cuerpo a través de la masturbación puede ser una herramienta poderosa para entender qué  brinda placer (Herbenick, D., Reece, M., Sanders, S., Dodge, B., Ghassemi, A., & Fortenberry, J. D. (2009). Women’s vibrator use in sexual partnerships). (Puede leer sobre la autoexploración en siguiente artículo  El Orgasmo Femenino)

Conclusión y Recomendación

La anorgasmia femenina es un problema complejo que puede tener múltiples causas. Si está experimentando dificultades para alcanzar el orgasmo, es crucial buscar la ayuda de un profesional. Un psicólogo sexólogo puede proporcionar un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento efectivo.

Autor:

Juan Miguel Enamorado Macías.

Psicólogo-Sexólogo

Puede contactar por WhatsApp