web analytics
644 02 52 63
Es sabido que el orgasmo masculino está vinculado directamente con la eyaculación, pero no ocurre así en el caso de las mujeres. Eso conlleva a un gran desconocimiento del orgasmo femenino. Si deseas conocer más sobre el tema, continua leyendo.
¿Cuál es el mejor modo de alcanzar el orgasmo?
Muchas mujeres no experimentan orgasmos en las relaciones sexuales con su pareja, sobre todo si éstas son exclusivamente coitales.
El orgasmo femenino es muy heterogéneo, y las mujeres lo experimentan en situaciones y formas diferentes. El mejor modo, pues, de experimentar un orgasmo es a través del autoconocimiento. De este modo, es posible saber qué te agrada más y qué te conduce al orgasmo. Mediante el autoconocimiento se va a aprender el modo más adecuado para masturbarse, lo cual va a resultar clave para unas relaciones sexuales satisfactorias. ¿Cómo se logra un adecuado autoconocimiento? El autoconocimiento no se limita únicamente a la masturbación. Muchas personas no saben masturbarse, y eso impide que disfruten de un modo óptimo de las relaciones sexuales, ya sean en pareja como en autoplacer. En el caso de las mujeres, la excitación sexual es diferente en cada persona y, consecuentemente, el modo de alcanzar el orgasmo, de ahí el hecho de la importancia del autoconocimiento. Para lograr un adecuado autoconocimiento, lo más recomendable es autoexplorarse e identificar las zonas que son más erógenas y las que su estimulación resulta más agradable. A continuación se exponen una serie de puntos que pueden servir como orientación para una adecuada autoexploración y para conseguir el orgasmo. ¿Por qué es necesario autoexplorarse? La autoexploración conduce al mejor conocimiento de nuestro cuerpo, pero de nada sirve si en realidad no reconocemos lo que estamos explorando. A pesar de que parece una obviedad, son muchas las mujeres que, en realidad, no conocen bien su anatomía y, por consiguiente, la autoexploración en estos casos va a ser poco efectiva. Por ello, es recomendable que, previamente a la autoexploración, nos situemos frente a un espejo, en un lugar cómodo y adoptando una posición adecuada para visualizar los genitales. Es importante que haya una buena iluminación y que la operación tome el tiempo que haga falta. Una vez terminado este ejercicio, podemos empezar a practicar la autoexploración. Este proceso no se trata de algo que se realiza de modo puntual, es decir, ni va a ser efectivo ni va a conducir al orgasmo más fácilmente si se realiza una sola vez o con prisas. Por ello, es importante que se realice en un momento tranquilo, en el que no se tenga prisa ni algo urgente que hacer. Asimismo, debe realizarse todas las veces que se crea necesario y no una única vez aislada. Claves para autoexplorarse Autoexplorarse no tiene reglas ni normas, ya que el modo en el que se realice es válido siempre y cuando sea de utilidad para conocer bien nuestro cuerpo y las sensaciones asociadas al mismo. Asimismo, como ya se ha comentado, cada mujer siente el orgasmo y la estimulación sexual de un modo diferente, por lo que la autoexploración, al igual que la autoestimulación, son procesos individuales e intransferibles. No obstante, en el caso de no saber por dónde empezar o estar muy desorientadas, a continuación proponemos una serie de claves que pueden ser de utilidad para empezar: –Tómatelo con calma. La autoexploración debe realizarse en un lugar tranquilo y cómodo. Igualmente, es necesario que sea en un momento en que estés tranquila y no vayas a tener interrupciones. –Tómate tu tiempo. No vayas a saco. Tómate tu tiempo de exploración y, si es posible, no vayas directamente a las zonas que consideres más sensibles. Para que la autoexploración sea efectiva, se debe estar excitada sexualmente. Este aspecto es relativamente fácil para algunas mujeres, pero otras necesitan su tiempo. Para ello, se puede empezar acariciando las piernas, muslos, etc. –Aprende a tocarte. Este ejercicio tiene como fin que conozcas más tu cuerpo y tus zonas erógenas, pero no solo cuales son, sino el modo en el que debes estimularlas. Para ello, prueba distintas formas y a diferentes tiempos. –Aprende a relajarte. Muchos problemas de orgasmo en las mujeres provienen de su incapacidad para relajarse o porque tienden a estar en tensión. La autoexploración puede ser un medio para que seas consciente de que estás tensa. Para ello, es conveniente hacerlo en un lugar en calma y en un momento tranquilo. Si percibes que tienes problemas para relajarte, puedes practicar previamente algún ejercicio de relajación. Una vez que hayas realizado la autoexploración y que te conozcas un poco mejor, puedes aprender modos de masturbación más satisfactorios, lo cual puede mejorar enormemente las relaciones sexuales. Artículo original de www.psicodifusion.es, autora: Paola Borrego.
#Psicologia #PsicologoMalaga #PsicologiaMalaga #PsicologoOnline #Orgasmo #Mujer #Sexualidad #Sexólogo