mobbing-psicologo-jmemMobbing. Parte 1

Mobbing es la palabra que se utiliza para denominar la violencia y el acoso (físico o psicológico) en el trabajo.

El término violencia referencia la acción de utilizar la fuerza para conseguir un determinado objetivo, para dominar a alguien o para imponer algo. Es frecuente presenciar escenas de violencia en televisión o escuchar o leer sucesos de agresiones o asaltos relacionados con la violencia. Pero la violencia no se reduce a una acción física, las agresiones verbales y el acoso también son una forma de violencia.

La violencia, sea de la naturaleza que sea, está presente en numerosos entornos y el trabajo no queda libre de la misma. Son muchas las personas que han sufrido o sufren de violencia y acoso en el lugar donde ejercen su actividad profesional, situación no sólo desagradable, sino devastadora.

En el presente artículo se tratará el concepto de violencia y acoso laboral, lo que viene a ser, en definitiva, el mobbing.

¿Qué es la violencia en el trabajo? Concepto de acoso moral y mobbing

Por violencia en el trabajo se entiende toda aquella situación en la que se abusa de una persona, se la amenaza o se la agrede, y que pone en peligro su seguridad, su salud, su bienestar o su rendimiento laboral. La violencia en el trabajo es un problema de seguridad y salud laboral y se debe considerar como tal.

De este modo, acciones tales como insultos, amenazas o agresiones físicas o psíquicas ejercidas por personas externas o internas a la organización contra una persona en el trabajo se consideran violencia.

El acoso moral, por tanto, es una forma de violencia. En este sentido, se puede afirmar que se está produciendo acoso moral cuando se origina un comportamiento irracional repetitivo con respecto a un empleado o a un grupo de empleados, que constituye un riesgo para la salud y la seguridad.

En este contexto, se entiende por “comportamiento irracional” aquel que una persona razonable consideraría como injusto, humillante, degradante o amenazante. Asimismo, el “riesgo para la salud y la seguridad” se refiere al peligro para la salud mental y física del empleado.

El acoso moral puede implicar ataques verbales y físicos, conllevando violencia tanto física como psicológica, así como acciones más sutiles, como la denigración del trabajo de un compañero o el aislamiento social a nivel laboral. Suele constituir un mal uso o un abuso de autoridad, y sus víctimas pueden tener problemas para defenderse.

El acoso moral en el trabajo se denomina mobbing y son muchas las personas que lo han sufrido o lo sufren.

En este sentido, el mobbing se define como: “Un comportamiento negativo entre compañeros o entre superiores e inferiores jerárquicos, a causa del cual el afectado/a es objeto de acoso y ataques sistemáticos, durante mucho tiempo, de modo directo o indirecto, por parte de una o más personas, con el objetivo y/o el efecto de hacerle el vacío” (Comisión Europea, 2001).

 

Leer más

www.psicologojmem.es